17 enero 2009

Anagrama mon amour: De cumpleaños en el quiosco

La "sábana amarilla" cumple años y llega, esta vez dorada, a los quioscos. Jorge Herralde ha decidio celebrar su 40 cumpleaños como editor lanzando al mercado una impresionante Biblioteca Anagrama, una selección de 99 títulos "muy representativa de nuestro catálogo", según explica su propio editor.
El maestro de editores celebra su cumpleaños, pues, como un personaje salido de la fiesta del Sombrerero Loco de Alicia en el país de las maravillas: el regalo, esta vez, nos lo hace el propio festejado: una hermosa y cuidada colección con lo más granado y selecto de su labor editorial tras estas cuatro décadas. No es la primera vez que Herralde visita los quioscos, pero esta vez lo hace en solitario. En su nueva colección en exclusiva para quioscos no faltan los "top" de Anagrama: Auster, Baricco, Amis, Capote, Bolaño, Carver, Wolfe, Vila-Matas, Sacks, Magris, Nabokov, Bloom, Pitol, Sebald, Fowles, Pombo, McEwan... y el propio Herralde, que nos premia a sus fieles seguidores con un bonus, número 0 de la colección: "40 años de labor editorial", una presentación en primera persona de su sello y de esta colección.
Herralde nos tiene acostumbrados a sus genialidades, pero esta supone una verdadera "vuelta de tuerca". Ante un año 2009 al que todo el sector del libro se está enfrentando con un marcado escepticismo y cautela, Herralde no se amilana y está dispuesto a tentar al toro en los medios. Si el "eterno lector" no va a las librerías, Herralde decide ir a su encuentro al quiosco. El tsunami de la desmedida oferta editorial de los últimos meses está a punto de revelar sus verdaderas consecuencias: los daños colaterales, entre otros, van a ser librerías asfixiadas y con unas cifras de devolución que batirán records históricos. El consumo se retrae, las librerías van a la baja y el precio medio de la compra de libros desciende como en una pista de esquí. La llegada del libro electrónico es inminente y los libreros tiemblan.
En este panorama, los quiosqueros están de enhorabuena con la llegada de la Biblioteca Anagrama: un verdadero desembarco -con 150.000 ejemplares en la promoción de lanzamiento, a 3,95 €- y unas condiciones de suscripción inmejorables, a precios de saldo y con regalo de bolígrafo Parker. Para remate, RBA, el aliado estratégico de esta operación, sortea un crucero por el Mediterráneo. Toda esta operación, nos preguntamos, ¿es una ofensiva de un editor genial en busca de nuevos mercados? o ¿no deja de ser una huida hacia adelante anticipando unas espectativas sombrías en el mercado editorial para el año entrante? Por otra parte: ¿cuál va a ser el regalo de cumpleaños de los libreros a Anagrama? ¿Qué piensan los libreros ante esta "operación quiosco" de su amigo editor? ¿Es esto un "premio a la fidelidad" de los quiosqueros? Además, en los últimos meses los editores y los libreros nos hemos reunido para redactar un protocolo de Buenas Prácticas Comerciales, donde se pretende acotar y reglar las operaciones especiales y las promociones en el punto de venta, restringiendo por fin los lanzamientos 3x2. Las reglas para las librerías ¿no tienen aplicación en los quioscos? Felicidades al maestro, pero se ha abierto la veda del quiosco.

5 comentarios:

Paul Viejo dijo...

Ay...
¿podéis dar(nos/me) más datos sobre qué es exactamente
se pretende acotar y reglar las operaciones especiales y las promociones en el punto de venta, restringiendo por fin los lanzamientos 3x2. Las reglas para las librerías ?
que me has dejado a medias...

Gracias! Great work!
P.

El llegidor pecador dijo...

Supongo que muchas librerías realizarán una "devolución conmemorativa" del fondo más destacado de Anagrama en sus estantes. Supongo.

Paradigma Libro dijo...

Desde hace meses, un grupo de trabajo, compuesto de libreros y editores, estamos trabajando en el borrador de un Protocolo de Buenas Prácticas Comerciales para fijar el campo de juego de las relaciones entre unos y otros, en un intento de frenar la competencia desleal y erradicar ciertos hábitos viciosos adquiridos por el sector durante años. Dicho Protocolo es algo habitual en otros países. En una próxima entrada te daremos detalles, Paul. Y sí, pronosticamos también una fuerte devolución del fondo de Anagrama, que parece haber roto la impecable relación que ha mantenido durante 40 años con los aliados estratégicos de la edición independiente, los libreros.

Alberto Vicente dijo...

Realmente no se acaba de entender dónde está la polémica. Uno de los graves problemas que tiene el sector es no conocer a sus compradores. ¿Son todos iguales? NO, y como no son iguales cada uno tiene sus hábitos de compra. ¿De verdad alguien cree que se van a dejar de vender libros de Anagrama en las librerias por esta campaña? El comprador de quioscos no tiene nada que ver con el comprador de librerias. Lo que imagino les molesta a los libreros es la pérdida de exclusividad. Pues bienvenidos a una nueva era porque los formatos van a empezar a cobrar una importancia vital en todo esto. Qué se acuerden de ello cuando lleguen los formatos digitales. Y que se vayan preparando para los cambios en la distribución. Habrá vivos y muertos.

Paul Viejo dijo...

Estoy con Alberto Vicente (Con una salvedad: habrá vivos y mutantes).
¿Perdieron las librerías ventas cuándo -y esto partió desde España- los grandes diarios comenzaros a "regalar" libros con sus ediciones?

Acabo de regresar de entrevistar a Roberto Calasso, en Adelphi, y le he preguntado por este tema de Anagrama. Tras responder "No" a la pregunta que lanzo arriba, ha esbozado una media sonrisa y me ha dicho: "Yo no me alarmaría. Me parece una tentativa como cualquier otra."

P.


PS: Por cierto, quitad la moderación de comentarios. No creo que en un blog tan serio vayáis a tener "trolls", y resta inmediatez a la cosa. Eso, o no os toméis ni unas horas de descanso, jeje. Abrazos.